Esta enseñanza divide nuestros pensamientos, emociones, movimientos y sensaciones en cuatro grupos bien definidos, cada uno de los cuales es controlado por una mente o “centro” separado. En esta clase vamos a explorar estos cuatro centros, su ubicación en el microcosmos, sus peculiaridades y su velocidad de acción. Vamos a superponer estos centros sobre una imagen del Juicio Final según lo ilustra un icono ruso, para ver su relación con nuestro propósito de “Ser,” y entender cómo el cuerpo físico se relaciona con el cuerpo astral. Y usaremos el nuevo conocimiento de nuestro microcosmos para observar los muchos ‘yoes’ de modo más inteligente, separándolos del ‘Yo’ real y asignándoselos a cada uno de los cuatro centros inferiores.