¿A dónde lleva este trabajo? ¿Qué sucedería si lográramos prolongar nuestros esfuerzos de “Ser” para que nuestra conciencia se convirtiera en una llama constante? Si nos volviéramos más consistentemente conscientes, accederíamos a dos nuevas funciones llamadas centros “emocional superior” e “intelectual superior”. Estas no son funciones ordinarias como las funciones emocionales, intelectuales o motrices. Son aspectos del Amo. En este tutorial examinaremos estas dos funciones. Nos basaremos en la escena del Evangelio de María al encontrarse con Jesús en el Jardín, para ver cómo se invierte la tentación del Génesis y se recupera el Paraíso. Y utilizaremos esta comprensión para ubicar nuestros esfuerzos diarios en un contexto más amplio. Nuestros esfuerzos momento a momento para resistir la prisa, resistir la expresión de la negatividad, resistirse a la imaginación, en última instancia, tienen como objetivo conectar con el Amo.