Cada momento es una cerradura que tiene una llave. Primero, debo recordar mi objetivo de “Ser”. Esto, en sí mismo, es difícil, porque no estoy unificado, lo olvido. Pero incluso entonces, cuando lo recuerdo, quedan dos elementos más que determinan si puedo desbloquear el momento: ¿Puedo encontrar el esfuerzo adecuado para este momento? ¿Y puedo encontrar la fuerza para hacer ese esfuerzo? En este tutorial, exploraremos estos dos elementos. Tomaremos una representación de Dios creando al Hombre a su propia imagen por Lucas Cranach y veremos cómo se representan estos dos elementos en este episodio bíblico. Y estableceremos un objetivo para la semana que nos ayudará a observar estos dos elementos en nuestros esfuerzos momento a momento para “Ser”, un objetivo que nos hará más íntimamente familiarizados con nuestros corazones y nuestras mentes.