Durante el trabajo de febrero, experimentamos con el uso de nuestros hábitos más profundos como combustible para la auto-observación. Esto requirió de esfuerzos inteligentes, más que forzados. A medida que nuestra comprensión de nosotros mismos se profundiza, también lo hace nuestra capacidad para hacer tales esfuerzos inteligentes.
La comprensión es el resultado de un crecimiento simultáneo del conocimiento y el ser. Las exploraciones del Príncipe Siddhartha fuera de los muros de su palacio ilustran este proceso, en el que el príncipe primero es testigo de cosas nuevas (ser) y luego el conductor de su carruaje (conocimiento) explica su significado. En este tutorial, aplicamos este principio para trabajar con la negatividad.