Observando el centro motriz

El centro móvil juega un papel importante en las pérdidas de energía discutidas durante el trabajo de marzo. Elimina la energía mediante la prisa innecesaria, conversaciones innecesarias, murmullos internos y muchos otros movimientos superfluos, físicos o abstractos. A través de tal movimiento involuntario, también sostiene un momento psicológico que inhibe la consciencia, porque es imposible Ser mientras se está sumergido en una corriente de acciones inconscientes. Por lo tanto, el trabajo de junio nos invita a observar esas acciones inconscientes, eliminando aquellas que son innecesarias, y encontrando formas creativas para realizar aquellas que son necesarias de una manera más consciente.

leer más

Observando el centro instintivo

El centro instintivo es responsable de preservar nuestro cuerpo físico, tanto en el día a día como en la escala de nuestra vida. En el día a día, asegura que comamos, bebamos, respiremos, descansemos, etc., para mantener el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. En esta escala, se puede observar su actividad fotografiando “yoes” de hambre, sed, fatiga, vigor, etc. Sin embargo, si estos “yoes” no son apaciguados rápidamente, pronto afectarán el resto de nuestra psicología al generar malhumor, frustración, impaciencia, etc. Estas consecuencias indirectas de nuestro centro instintivo son más sutiles y difíciles de observar. Lo más sutil de todo es el sentido más amplio de preservación de nuestro centro instintivo al monitorear nuestro gasto de energía, calcular con quién sería beneficioso asociarse y, en general, determinar cómo llevar nuestras vidas desde el punto de vista de la supervivencia. De esta manera, invade fácilmente la jurisdicción de todos los otros centros, lo que llevó a Ouspensky a concluir que el centro instintivo es la “mente detrás de todo el trabajo del organismo, una mente completamente diferente de la mente intelectual”.

leer más

Pequeños esfuerzos

“En general, perdemos la oportunidad de hacer pequeños esfuerzos”, dice Peter Ouspensky. “Los descartamos, no los consideramos suficientemente importantes, sin embargo, podemos aumentar nuestra capacidad de hacer esfuerzos sólo haciendo esos pequeños esfuerzos que desconsideramos”. Por ese motivo, el trabajo de abril nos invita a expandir la disciplina que establecimos en marzo en otras áreas que componen nuestro día. Éstas serán áreas de momentos sin pretensiones, momentos de rutina, de transición de un capítulo de nuestro día a otro, momentos que normalmente descartaríamos por no tener importancia. Pero el área cultivada del agricultor es limitada y nuestro tiempo también. Debemos cultivar prudentemente cada rincón de nuestro ser a fin de cambiar nuestro nivel de ser. “Los acontecimientos de apariencia insignificante están a menudo llenos de gran importancia”, dijo Sófocles; “el hombre prudente no descuida ninguna circunstancia”.

leer más

Conteniendo pérdidas

Ver nuestros hábitos como perdidas de energía los coloca bajo una luz menos personal. Me vuelvo irritable, no porque sea una mala persona, sino porque tengo demasiada energía no utilizada. Albergo preocupaciones, no porque sea una persona ansiosa, sino porque tengo demasiada energía no utilizada. Me complazco en soñar despierto, no porque no sea una persona práctica, sino porque tengo demasiada energía no utilizada. Para recordarme más de mí mismo, con más frecuencia, durante más tiempo y más profundamente, estas pérdidas tendrán que ser contenidas. Siendo que empiezo el día con acumuladores reabastecidos, ellas ser observadas y contenidas especialmente al comienzo de mi día. Si he conquistado mi mañana, eso será un buen comienzo y estableceré un estándar mejor para el resto de mi día.

leer más

Auto-observación

El mes pasado reexaminamos nuestro deseo de despertar y trabajamos con él para obtener una meta práctica. Las respuestas de los estudiantes giraron naturalmente alrededor de patrones psicológicos repetitivos, inhibiendo así su despertar. Algunos formularon metas relacionadas con el miedo, otros con la consideración interna, y otros con la tendencia a juzgar. Normalmente pensamos en las metas como destinos que deben ser alcanzados, así que podríamos suponer que después de un año de trabajo, quien hoy teme se volverá valiente, quien hoy considera internamente será seguro de sí mismo, y aquél que hoy juzga se volverá compasivo. En realidad, cuando cavamos hondo y llegamos a las raíces de nuestra psicología, descubrimos que nuestros hábitos psicológicos más profundos no se doblegan fácilmente, ni pueden ser alterados sin producir consecuencias no deseadas. Si, por algún esfuerzo extremo, los temerosos se forzasen a contener el miedo, no sólo se tornarían valientes, sino también obstinados e insolentes. Su conquista del miedo habrá generado una manifestación nueva e igualmente problemática. Reemplazar una forma de sueño por otra no puede ser considerado como un método para “despertar”. Por lo tanto, el paso que sigue después de haber establecido nuestras metas sería cambiar la forma en la que pensamos en ellas. En vez de eliminar los hábitos que inhiben nuestro despertar, ¿podemos transformarlos en algo útil? ¿Podemos usar nuestra psicología como una chispa para encender el fuego de la conciencia?

leer más

Outubro de 2017

O suco de uva é um produto fraco de uma vinha e a negatividade é um produto fraco de um centro emocional. Assim como as uvas de vinho não são colhidas para fazer suco de uva, nós não devemos nos conformar com a negatividade como produto. Se trabalharmos com um sabor final em mente, então uma colheita difícil não precisa necessariamente produzir uma garrafa ruim. Em Setembro, examinamos essa colheita. Em Outubro, vamos considerar o que pode significar refiná-la em um elixir profundo. Quais emoções acelerariam nosso trabalho se pudéssemos experimentá-las com mais frequência, de forma mais duradoura e mais profunda?

leer más

Mayo 2017

Cada día es un nuevo inicio desde el momento en el que nos despertamos con los acumuladores recargados y listos para llevar a cabo las tareas de la jornada. “El organismo produce habitualmente durante un solo día todas las substancias necesarias para el siguiente,” dice George Gurdjieff. Personalmente, he verificado que moverme con más lentitud me ayuda a prestar más atención a mis movimientos. Este esfuerzo se ha revelado fructuoso como el buen retoño del agricultor de Abril. Cuando empieza mi día, lo planto en mi tierra fértil y así le otorgo una cierta cantidad de energía. Mi organismo contiene las sustancias que necesita para cubrir este objetivo. Así que aparentemente no existe ninguna razón que pueda detenerme para SER hoy… Excepto el hecho que no soy el único agricultor que se ocupa de sembrar mi tierra.

leer más

Abril 2017

Como él, nosotros también debemos seleccionar. Estamos en busca del milagro. No en Egipto, Ceilán o la India, sino mirando a la calle. También aquí, en el lugar en el que vivimos, el presente està disponible. Depende de nosotros Ser y Estar allí, y usar el presente para desencadenar la conciencia de sí… Durante Enero hemos formulado objetivos alrededor de nuestros hábitos, en Febrero hemos experimentado con la no identificación, Marzo nos ha servido para podar y afinar nuestro trabajo, así que la pregunta nos surge espontánea: ¿Cuáles son los esfuerzos que funcionan verdaderamente? Concentremos nuestra atención en ellos y descartemos el resto.

leer más

Marzo 2017

No se trata de aquello que nos hace falta, sino de aquello que desperdiciamos. Repartimos nuestra energía indiscriminadamente y utilizamos en modo indebido las herramientas a nuestra disposición. “El hombre tiene suficiente energía para empezar a trabajar en sí mismo”, dice George Gurdjieff, “necesita solamente aprender cómo ahorrar la mayor parte de esa energía para un uso provechoso, en vez de malgastarla”

leer más